Masajes - Reiki - Reflexoterapia







 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Reiki

Reiki es un método de sanación natural que utiliza la energía vital universal, la cual permitiría sanar enfermedades físicas y mentales. Mikao Usui, un monje japonés fue quien desarrolló el Reiki durante un retiro espiritual a mediados del siglo XIX, aunque él siempre afirmó que únicamente "redescubrió" una técnica de sanación milenaria que ya existía pero que debía llevar mucho tiempo olvidada.Práctica


La práctica

La práctica del Reiki se fundamenta en un emisor o canal que, mediante sus manos, transmite Reiki (energía vital) a un receptor que puede ser él mismo u otra persona con el fin de paliar o eliminar molestias y enfermedades; no obstante, dado que Reiki es una energía universal los tratamientos también pueden dirigirse a otros seres vivos como animales e incluso plantas.
El método Reiki se basa en la creencia hinduista sobre los Chakras, que explicarían los estados de salud de los seres humanos. Según esta creencia, el mal funcionamiento o bloqueo de uno o varios Chakras sería el que provoca o agrava el mal estado de salud dando lugar a enfermedades y trastornos. El método consiste en dirigir la energía Reiki a los chakras de un enfermo (receptor), desbloqueándolos y potenciando el proceso de recuperación del receptor.
No se recomienda utilizarla como sustituto del tratamiento médico prescrito por un profesional, aunque sí se puede utilizar de forma complementaria.


La reflexoterapia

Consiste en la estimulación de ciertas terminaciones nerviosas localizadas en determinadas partes del cuerpo. Consecuencia de ésta estimulación, se inducen supuestas respuestas reflejas que resultan beneficiosas para aliviar dolencias que acompañan a las situaciones de enfermedad, esto no ha sido comprobado ni en estudios científicos ni en experimentos, debido a esto la medicina convencional pone en duda la base de esta pseudo medicina.
Las terminaciones nerviosas que se estimulan están en la superficie corporal, es decir, en la piel o en las mucosas, y su excitación puede hacerse de numerosas formas, entre las que destacan el roce o el masaje. Entre las más conocidas se encuentran la reflexoterapia nasal y la reflexoterapia podal, consistiendo en la estimulación de las terminaciones nerviosas del interior de la nariz por medio del roce o de la piel plantar de los pies a través del masaje.

La reflexoterapia nasal:

Desde tiempos antiguos se ha empleado la mucosa nasal como instrumento terapéutico. La piel del interior de las fosas nasales, la mucosa nasal, es muy fina y se encuentra muy vascularizada, por lo que las sustancias que se colocan en ella pasan a la sangre con facilidad. Por otra parte, según dicen antiguos textos médicos, la irritación de terminaciones nerviosas pertenecientes a la mucosa nasal puede provocar supresión del hipo, aparición de estornudos, aumento del movimiento intestinal y otras muchas reacciones.
Algunos médicos del siglo XIX analizaron la estimulación de la mucosa nasal para calmar los dolores menstruales de muchas mujeres que padecían dismenorrea, y para aliviar la incomodidad que debían soportar las personas afectadas por rinitis con sus repetidas e interminables salvas de estornudos.
Los métodos usados para estimular dichas terminaciones nerviosas eran bastante agresivos: desde la inhalación de cocaína con tal frecuencia que llegaba a destruir el tabique nasal, hasta la cauterización, es decir, hasta la conversión de la mucosa de la nariz en una escara aplicando sobre ella un objeto caliente mojándola con ácido tricloroacético. Métodos tan agresivos llegaban a causar cicatrices e la mucosa nasal como resultado de las heridas producidas por las técnicas de estimulación. Actualmente, las técnicas usadas son mucho más suaves.
Los principales puntos terapéuticos de la mucosa nasal están situados en las zonas anterior, media y posterior de los cornetes medio e inferior. Su correspondencia con las partes del cuerpo e las que se hacen notar los efectos terapéuticos de su estimulación han permitido distinguir cuatro zonas principales:

Reflexoterapia podal:

Un buen masaje en los pies realizado por manos expertas es uno de los mayores placeres que se pueden experimentar. Pero no sólo es placentero: el masaje de los pies en puntos concretos y bien especificados puede aliviar numerosas dolencias, que van desde los dolores de espalda hasta las gastritis, dolores menstruales, estreñimiento, asma o cefalea.
La reflexoterapia podal se basa en el hecho de que ciertos puntos de los pies se vuelven más sensibles cuando existe alguna enfermedad: el aumento del dolor en ciertos puntos de los pies indicaría la presencia de la dolencia, y el masaje en dichos puntos la aliviaría. Por ello, la reflexoterapia podal no es un simple masaje de placer, ya que suele producir incluso dolo cuando el experto presiona sobre los puntos seleccionados. Esto no ha sido comprobado por medio de estudios y no pasa de ser una conjetura o una mera invención.
Está indicada en casos de dolor en el cuello, columna lumbar, cuando hay menstruaciones dolorosas, estreñimiento, e incluso casos de asma. Es cierto que para algunas de estas dolencias la reflexoterapia podal es sólo una ayuda terapéutica, no un remedio definitivo (como en el caso del asma), pero puede complementar la acción de los fármacos.

No está indicada en los casos de fiebre, ni tampoco en las mujeres embarazadas.

 

Nota Legal | Mapa del sitio | Proteccion de datos | Contacto | ©2010 - 2012 Croal Salut